MONASTERIO SANTA CRUZ


             

EL MONASTERIO DE SAN BENITO DEL REAL EN LA VILLA DE SAHAGÚN               

                 
                   APUNTE 
HISTÓRICO  

Debe el viajero o peregrino acomodar su paso al imperceptible transcurrir de los siglos, para contem­plar sosegadamente las pocas ruinas de lo que fue el poderoso monasterio de San Benito el Real de Sahagún, donde antaño


              
              
Gran estandarte o Pendoneta del monasterio de San Benito S.XVIII
               con los santos Facundo y Primitivo.    
eran veneradas las reliquias de los santos romanos Facundo y Primitivo.
  
Cuenta la tradición que eran legionarios romanos que se convirtieron al cristianismo y fueron perseguidos, martirizados y arrojados al rio Cea en tiempos del emperador Diocleciano. Los cristianos recogieron sus cuerpos y levantaron en su honor una pequeña capilla, donde más tarde se levantó un pequeño monasterio visigótico, llamado monasterio Celense, que posteriormente fue destruido por los árabes y reconstruido por Alfonso I. Recordará que este cenobio desempeñó un papel de primer orden en el desarrollo cultural y artístico de la Europa del medievo, sirviendo como cabeza de puente a la poesía de los juglares aquitanos y a la sucesiva entrada de los estilos Románico y Gótico en la España cristiana.
Ya existía como monasterio en el S.VIII y sabemos que fue reconstruido al modo mozárabe en 904, con el nombre de "DOMNOS SANCTOS" y bajo el patronato del rey Alfonso III "El Magno".
 

Tanta fue su importancia que el rey Alfonso IV “El Monje” se retiró a él después de ceder el trono a su hermano Ramiro II de León.

Pero su periodo de mayor esplendor se inicia en la segunda mitad del S. XI, gracias a la munificencia del rey Alfonso VI de León y de Castilla (1072-1109).

 

 

 

En 1085, Alfonso VI concedió un fuero a la entonces villa de San Facundo.

El monasterio se consolidó en el S.XI, especialmente durante su reinado  debido a su matrimonio con Constanza de Borgoña, es posible que el rey decidiese introducir el rito romano en la península a través de la Orden de Cluny, instaurándose plenamente el nuevo culto con el abad Bernardo, el que llegaría tiempo después a obispo de Toledo.

El 25 de noviembre de 1081, Alfonso VI concedió un ventajoso fuero al Abad y a la villa, con leyes y exenciones a cuantos quisieran venir a poblar la nueva villa de San Facundo. Este hecho provocó un importante crecimiento del monasterio y de la villa; su importancia fue tal que se le ha llamado el "Cluny español", a cuya sombra se desarrolló uno de los burgos más destacados de la Baja Edad Media hispana.


Ello fue posible gracias a las generosas donaciones reales, al enorme poder de la orden benedictina y al auge del Camino de Santiago. Llamado el Cluny español, Sahagún y su extensa comarca se hallaba bajo el influjo del monasterio. Cuenta la leyenda que era tal su potestad que impusieron de penitencia a los sahaguninos no comer carne, por lo que no tenían más remedio que comprar a los monjes el pescado que producian sus piscifactorías; ante esto, arrojaban los cerdos al rio para así pescarlos y comer pescado sin romper la penitencia.

La villa se convirtió en un importante foco cultural, donde convivían hombres de las más distintas razas y culturas, desde comerciantes francos y de otras nacionalidades hasta mudéjares y judíos. En determinados momentos, la tensión entre los distintos grupos sociales, como burgueses y artesanos, originó situaciones conflictivas. Las revueltas de los burgueses facundinos contra el abusivo poder abacial son, junto a las de Santiago de Compostela, paradigma en el Reino de León, tanto por su importancia como por el conocimiento que se tiene de ellas.

Gracias a Clemente VI,  en1347 le fue concedido el poseer su propia universidad, en la cual, bajo Benedicto XIII en 1403 se podían cursar estudios de Teología, Derecho Canónigo y Artes Liberales. Su importancia fue tal que incluso intercambió honores con la Universidad de Salamanca y suministró catedráticos a la universidad de Alcalá de Henares.

En 1286 el rey Sancho IV el Bravo ordenó trasladar los restos de sus antepasados al ábside central de la iglesia románica, en tumbas cercanas reposaron las cuatro esposas de Alfonso VI, el hijo, el infante Don Sancho y la tumba de Constanza de Portugal, esposa del rey Fernándo IV de Castilla. Albergaba la sala capitular el sepulcro de la infanta Elvira, hija reconocida de Alfonso VI y de su amante Jimena Núñez.


 Por desgracia, todo ello desapareció casi por completo en el siglo XIX, a consecuencia de la invasión napoleónica, en 1808 tuvo lugar en las cercanías de la población la batalla de Sahagún, que enfrentó a la caballería británica y francesa con victoria de los primeros. La gue­rra carlista, las desamortizaciones de  Mendizábal,1820 y 1835 acentuó la decadencia del espiritu religioso de la villa entre  la desidia generalizada.
A pesar de todo el monasterio ha podido subsistir el embite del tiempo. Ha ido poco apoco transformándose en el edificio que hoy contemplamos con obras y reformas, la última este mismo año de 2009 con motivo del IX Centenario del rey Alfonso VI.
Es loable la labor de la actual abadesa Sor Mª Anuncación Rios, que potencia personalmente la preponderancia del monasterio como centro cultural y religioso, sirviendo de referencia a toda la comarca y provincia de León.


           

        EL MONASTERIO DE LAS MADRES BENEDICTINAS           
                                          “SANTA CRUZ”                                             

Adosado al monasterio masculino existía hacia el año 970 un beaterio o colegio de monjas, que había sido fundado por la infanta doña Elvira, hija de Ramiro II, y por doña Teresa, hija del conde Asur Fernández y madre del rey Ramiro III. Es nombrado en la documentación como colegio de San Juan, pues era su advocación la de san Juan Bautista. En su inte­rior hacían vida monacal varias mujeres de la alta nobleza leonesa, hasta que en 1099 fueron traslada­das definitivamente al cercano monasterio de San Pedro de las Dueñas.

El actual monasterio de las Madres Benedictinas de Sahagún fue fundado en 1546 gracias a la munifi­cencia de doña María Antonia Enríquez de Orense, cuyos padres fueron don Juan Enríquez, caballero de la Orden de Santiago, y doña Juana de Orense, veci­na de Sahagún. De ello se ocupó don Juan Enríquez, que consiguió del rector y feligreses de aquella parroquia la cesión de dichas casas, así como el permiso para utilizar parte de la iglesia de Santa Cruz y fue su sucesor, fray Juan de Villaumbrales, quien finalmen­te concedió la autorización y aprobó los Capítulos, que están fechados el 3 de abril, de la fundación del Monasterio de Religiosas de Santa Cruz, de la Villa de Sahagún.

En 1563 el monasterio de Madres Benedictinas de Santa Cruz de Sahagún pasó a formar parte de la Congregación de San Benito de Valladolid. En 1621 ya eran cuarenta y dos, las monjas del monasterio de Santa Cruz.




 La 
construcción del edificio actual se inició hacia 1798, siendo interrumpida por los penosos sucesos de la Guerra de la Independencia. Siguió a aquel conflicto una grave crisis económica que impidió finalizar la obra conforme a los planes originales. Ocupa el monasterio de Santa Cruz un extenso solar rectangular, donde se distribuyen la iglesia conventual, de planta central, cruciforme y cubier­ta con cúpula. 


     
               Detalle del retablo central: La Asunción de Nuestra Señora 



La Iglesia de Santa Cruz, posee varios retablos pero el central es una obra extraordinaria de pintura y escultura; procede del convento Dominico de Trianos, obra de Joaquín Benito de Churriguera, autor del casquete norte de la Catedral de León, que fue encargado en 1710 y lo realizó en quince meses, siendo dorado por Manuel de la Puerta Conde, dorador de Cigales (Valladolid) en 1742. En el está representada Santa María la Real, ángeles y santos como: Santo Domingo, Santo Tomás y San Francisco.
Un claustro de dos alturas con una pila
gótica en su centro y un huerto posterior. Unifica el conjunto una claridad de volúmenes propia del esti­lo neoclásico. Un joyel que guarda tesoros: espirituales, históricos, artísticos y humanos



En las capillas y claustro había tumbas de la aristocracia leonesa. 
En la Universidad estudiaron célebres personajes, como san Juan de Sahagún (1430-1479), patrono de la villa, y fray Bernardino de Sahagún (1499-1590), padre de la Antropología del Nuevo Mundo. Hacia 1540 funcionaba aquí una imprenta que dirigía el francés Nicolás Thierry, y en este estudio general obtuvo su Doctorado en Artes fray Luis de León el 11 de octubre de 1578.

ENLACES
 
Si desea obtener más información, nuestra web se puede complementar con los siguientes enlaces:
-monasteriosantacruz.com
-vocacionescristotellama.blogspot.com
-blog.monasteriosantacruz.com
-vocacionesmonasteriosantacruz
-museo MM BENEDICTINAS DE SAHAGÚN
-Turismo en Sahagún León
-Una investigadora ubica los restos de Alfonso VI
-Monasterios
-Hospedería monástica Benedictina
-El Monasterio de Sahagún
-Ayto Sahagún.es
-sahagun.org/
-atracciones sahagún o www trivago.es/sahagún
-joseluisluna.com
-Google-mapas: monasterios en Sahagún
-Madres Benedictinas de Sahagún León-video vocacional
-minube.com/monasterio benedictinas sahagún
-museo y colecciones de León, sahagún
-todo colección.net
-pueblos y ciudades-Sahagún lugares de interés
 
Hoy habia 2 visitantes (11 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis